(591-2) 2420512 unitas@redunitas.org

ODCA DEMANDA RESTABLECIMIENTO DE LOS DERECHOS HUMANOS Y LA DEMOCRACIA EN NICARAGUA

Considerando:

1. Que, en los últimos días en Nicaragua, a raíz del decreto unilateral del Gobierno para reformar el sistema de seguridad social, se han desarrollado cinco jornadas de protestas sociales y de enfrentamientos con fuerzas policiales con el trágico resultado de 29 muertos y centenares de heridos.

2. Que estos hechos marcados por la violencia, daños a la propiedad, saqueos, violaciones a los Derechos Humanos representan señales amenazadoras para la estabilidad política, la paz social y el futuro de la democracia en ese país.

La Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) declara:

1. La Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA) rechaza toda forma de violencia como mecanismo de resolución de conflictos y como instrumento para imponer una determinada visión política a través del uso de la fuerza. Al mismo tiempo, solidarizamos con las familias y el pueblo nicaragüense que han sufrido la inaceptable pérdida de vidas humanas.

2. Con la misma fuerza, la ODCA, rechaza las decisiones del Gobierno de Daniel Ortega orientadas a preservar el poder por la vía de suprimir la separación de poderes y controlar todos los poderes del Estado, perseguir e ilegalizar a los partidos políticos opositores, limitar los derechos civiles y políticos, reprimir con violencia la protesta social, promover la reelección indefinida y realizar elecciones sin mínimas garantías democráticas.

3. Las manifestaciones sociales y la protesta son la respuesta lógica y legítima a un Gobierno autoritario que impone sus reglas en todo orden político, económico y social, como el caso de la reforma a la ley de Seguridad Social, por la vía administrativa y sin considerar la participación política y social.

4. Demandamos el cese inmediato de la violencia y la represión oficial, ejercida a través de las fuerzas armadas y grupos paramilitares afines al Gobierno, para contener las expresiones de disidencia y mantener a un pueblo sometido mediante el terror y la amenaza del uso de la fuerza.

5. Demandamos el cese inmediato de la intervención de las universidades, el levantamiento de las medidas de cierre y censura que afectan a los medios de comunicación y el reconocimiento a los derechos fundamentales de reunión, asociación, libertad de prensa, opinión y expresión y el derecho a la protesta pacífica.

6. Reiteramos la convicción de que el respeto al orden y la institucionalidad democrática, el respeto a los derechos humanos, y un diálogo sincero y efectivo para una transición democrática son el camino para la construcción de un país para el desarrollo y el progreso de todos los nicaragüenses.

7. Advertimos que, la continuidad del ejercicio del poder autoritario y unipartidista, unido a otras prácticas como, la represión de organismos del Estado y las violaciones a los Derechos Humanos, la persecución de líderes políticos opositores, la concentración del poder, la anulación del principio de separación de poderes, el termino de elecciones democráticas, libres y transparentes, pueden representar el fin de la democracia en Nicaragua y la constitución de un régimen autocrático y dictatorial.

8. En ese sentido, formulamos un llamado al sistema interamericano a defender la democracia, a denunciar a los gobernantes que se vuelven contra su pueblo y a aplicar la Carta Democrática como una vía para la recuperación de los derechos y libertades en el continente.

Santiago de Chile, 23 de abril de 2018

Ing. Juan Carlos Latorre
Presidente

Francisco Javier Jara
Secretario Ejecutivo

DECLARACIÓN ODCA SOBRE NICARAGUA - odca