(591-2) 2420512 unitas@redunitas.org

Durante tres días -8 al 11 de mayo- diferentes organizaciones del mundo se reunieron en Johannesburgo, Sudáfrica para formarse y debatir en el Seminario Parkour sobre la participación juvenil significativa.

La Paz, 11 de mayo (UNITAS). – La Unión Nacional de Instituciones para el Trabajo de Acción Social (UNITAS) fue parte del seminario de mapeo juvenil de Parkour: Participación Juvenil Significativa que se realizó desde el 8 hasta el 11 de mayo en Johannesburgo, Sudáfrica.

“Los desafíos de la Sociedad Civil son comunes con distintos énfasis, en este mundo que vivimos donde se ve que hay un aumento del autoritarismo de distintos tipos es cada vez más importante generar alianzas y redes”, apuntó Sebastián Vielmas, parte del Consejo de administración de la Alianza Civicus.

Junto Vielma participaron más de 40 personas que representan a diferentes regiones del mundo quienes reflexionaron y se formaron sobre nuevas metodologías para la participación inclusiva de jóvenes en la sociedad civil considerándola como vital tanto para la propia sociedad en la que viven como para su propio desarrollo personal.

“Lo que me llevo acerca del aporte de UNITAS en el debate es el desafío que se nos presenta sobre la necesidad que tenemos de formar las próximas generaciones que van a estar implicadas en el desarrollo de las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC). De no pensar que es un futuro sino presente. Valorizar experiencias de quienes han sido presentes y el contacto intergeneracional”, explica Vielma.

El proyecto global Youth Participation Parkour, es co-organizado por el Centro para el diálogo Intercultural (CID) y el la Alianza Civicus para la participación cívica.

La participación de UNITAS se da como parte del Affinity Group of National Associations (AGNA).

Dentro del seminario se realizaron acercamientos a las realidades y coyunturas nacionales a través de la metodología del “desing thinking” que se enfoca en la práctica de la formulación de problemas para poder identificarlos y definirlos correctamente.

A partir de esta metodología se realizan los diferentes prototipos los mismos se discutieron en grupo y desarrollaron diferentes propuestas de cambios que se pueden hacer dentro de las organizaciones.

“Hablamos de los objetivos que tenemos bajo la intensión de convocar a la discusión de problemas o barreras para trabajar con jóvenes. Un componente grande que hicimos fue charlar sobre las barreras económicas, políticas, culturales y tecnológicas para integrar la participación juvenil, entre otros”, relató Belén Giaquinta, parte de la Alianza Civicus.

La diversidad de actores que presentaron sus contextos nacionales mostró también la urgencia de crear redes y conexiones.

Desde el Centro Mexicano para la Filantropía, David Ordaz explicó que se llegó a debatir la situación en su país y aprender enfoques organizacionales.

“Es muy grave lo que está pasando en el espacio público global en países del sur como los nuestros que se enfrentan a realidades complejas. Nosotros, por ejemplo, en el tema de jóvenes vivimos un contexto de criminalización y represión que tiene que ver no solamente con reprimir manifestaciones políticas organizadas, sino que es represión sistemática en la vida cotidiana que se enfrenta a territorios donde ya el poder del Estado se ha difuminado”, explicó Ordaz.

De esta manera todos los participantes se llevan consigo herramientas para seguir reflexionando sobre la problematización de tendencias y desafíos en la participación de los jóvenes.