(591-2) 2420512 unitas@redunitas.org

Las Organizaciones de la Sociedad Civil pertenecientes a la Federación Coordinadora Nicaragüense de ONG que trabaja con la Niñez y la Adolescencia (Codeni), la Federación de Organismos No Gubernamentales (FONG), Grupo Cocibolca, Movimiento de Mujeres Segovianas, Red de Mujeres contra la Violencia y Red Local constituidas por más de 100 organizaciones de toda Nicaragua tras  sostener  un  encuentro  con  130  personas,  entre  ellas  representantes  de sectores sociales como el campesinado, los pueblos indígenas y afrodescendientes, la juventud universitaria y personas autoconvocadas, y representantes seleccionados al Diálogo Nacional, reiteramos:

Nuestro llamado a la justicia, al cese a la impunidad ante los 46 crímenes (cifras no definitivas) y a las violaciones a los Derechos Humanos, cometidos por la represión oficial, la cual a la fecha continúa.

Condenamos las maniobras del  Gobierno  al  crear  una  Comisión  de  la Verdad, Justicia y Paz, que no goza de ninguna credibilidad, así como las acciones de la Policía Nacional, Fiscalía General y el Poder Judicial, orientadas a  encubrir a los culpables de todos los crímenes y atropellos cometidos, lo que genera mayor indignación a la ciudadanía.

Reiteramos nuestra demanda de que el Gobierno permita el ingreso de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, permita trabajar a las organizaciones nacionales de los Derechos Humanos de Nicaragua, para que realicen una investigación imparcial, reclamada con insistencia por los diversos sectores, especialmente por los jóvenes universitarios.

La importancia de un diálogo plural, inclusivo, público, en aras de la justicia, la paz y la refundación de las instituciones en el país, cuyos representantes de sociedad civil no pueden estar sujetos a la exclusión y descalificación por parte del Gobierno, como es el caso del Dr. Ernesto Medina. Esto nos lleva a condenar y desconocer la posición del Gobierno al respecto. Exigimos la incorporación de Francisca Ramírez del movimiento campesino y de los representantes de los pueblos de la Costa Caribe.

Respaldamos   a   la   Coalición   Universitaria,   a   los   convocados   como dialogantes de la sociedad civil: Azahalea Solís, Carlos Tünnermann, Luis Sánchez Sancho y Sandra Ramos, y a la Conferencia Episcopal de la iglesia católica como mediadores y testigos del Diálogo Nacional, siempre y cuando se cumpla con las condiciones previas ya señaladas por los diferentes sectores.

Rechazamos   el   ataque   sistemático   de   los   medios   de   comunicación oficialistas, la campaña sostenida de desinformación en medios y redes sociales, y la criminalización de las personas que protestan pacíficamente y han mantenido una  actitud crítica al Gobierno. Junto  a  la  difamación  y el descrédito, que  son prácticas, ahora generalizadas, buscan propinar muerte cívica y deslegitimar el aporte de las organizaciones de sociedad civil al desarrollo y democratización del país.

La sangre derramada por el pueblo de Nicaragua, principalmente la de nuestra juventud, clama por el restablecimiento de una institucionalidad democrática que garantice el irrestricto respeto a los derechos humanos.

Las  organizaciones  de  sociedad  civil  en  Nicaragua  hemos  brindados ingentes  aportes del desarrollo  de  este  país,  a  la  promoción  de  los  Derechos Humanos y al fomento del ejercicio de ciudadanía. Nos sumamos y llamamos a participar en la Marcha Nacional “Azul y Blanco”, citada hoy a las 2 de la tarde frente a la Catedral Metropolitana de Managua, e invitamos a ser parte de otras expresiones territoriales de manifestación  pacífica.

Nos mantenemos en protesta cívica en toda Nicaragua y llamamos a la movilización ciudadana permanente hasta no recuperar la

democracia y se haga justicia en nuestro país.

Managua, 09 de mayo de 2018.