(591-2) 2420512 unitas@redunitas.org

Columna

Enid López Camacho

Publicado el 11/07/2018

Treinta años de aportes no son suficientes para tener una vida digna en Bolivia después de retirarse del campo laboral. Según consultas realizadas por Los Tiempos, en algunos casos, los jubilados perciben hasta 900 bolivianos como sueldo mensual en el país.

La situación suele ser más crítica cuando en sus testimonios los extrabajadores cuentan que los montos que perciben mensualmente por concepto de jubilación son insuficientes para tener una vida digna. El Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla) advirtió que las reformas al sistema de la seguridad social impulsadas por el Gobierno a partir del 2010 no resolvieron el carácter “mercantil” de las jubilaciones.

A todo este drama se suman los engorrosos trámites que las personas de la tercera edad deben afrontar para cobrar sus “beneficios”, que en realidad se constituyen en años de ahorros en las arcas estatales.

El presidente de la Asociación de Jubilados del Nuevo Sistema de Pensiones, Carlos Quiroga, denunció que los trámites para recibir el primer pago de jubilación pueden demorar hasta seis meses.

En ese tiempo, las personas de la tercera edad deben subsistir acudiendo a créditos bancarios o buscando trabajos temporales, pese a que la norma señala que el trámite debe durar máximo 30 días.

Por estas razones, jubilarse en Bolivia es una opción de alto riesgo que muchos suelen obviar y que otros son obligados a aceptarlo.

Editora de Economía de Los Tiempos

Fuente: http://www.lostiempos.com/actualidad/opinion/20180711/columna/calvario-jubilados