(591-2) 2420512 unitas@redunitas.org

El sexto Informe de Rendición Pública de Cuentas de la red UNITAS refleja que el 2017 se ejecutaron en el país más de 117 millones de Bs. a través de 200  proyectos participativos, coordinación y acompañamiento a diferentes Organizaciones de la Sociedad Civil en Bolivia.

La Paz, 30 de agosto (UNITAS).- Por sexto año consecutivo, la Unión Nacional de Instituciones para el Trabajo de Acción Social (UNITAS) realiza -junto a sus 22 instituciones asociadas y otras organizaciones no gubernamentales (ONG)- su Rendición pública de cuentas, como un aporte significativo a la construcción de una cultura de transparencia en Bolivia.

Además, este año, la red extiende su dinámica comunicacional ampliando el alcance a una pluralidad de actores y grupos sociales que pueden acceder a la información a través de Redes Sociales (RRSS).

El Informe muestra que el monto de recursos invertidos en la gestión 2017 es de Bs 117. 243, 532 con más de 200 programas y proyectos que beneficiaron de manera directa a 300 mil destinatarios/as en todo el territorio nacional. Pese a que esta cifra revela que persiste la disminución de recursos de Cooperación Internacional en el país, los datos también demuestran que las instituciones efectivizan el uso de recursos para lograr resultados significativos con una importante presencia territorial (38% en ámbito rural, 14% urbano y 48% en ámbitos urbano-rurales).

Las principales áreas de acción, en respuesta a las demandas de la población, son las referidas a Género (100% de las instituciones abordan cuestiones de equidad e igualdad de género); Derechos Humanos y Participación Social (95% de instituciones trabajan en ello). Le sigue el 71 % en Desarrollo Rural y Agropecuario, 71% en Cambio Climático, el 67% en Recursos Naturales, el 62% en Educación, el 43% en Comunicación, el 33% en Agua y Saneamiento, el 29 % en Salud y el 14 % en Vivienda. Detrás de cada porcentaje están experiencias, situaciones, resultados y retos que enfrentan poblaciones en situación de pobreza.

Sin duda alguna, el Informe de Rendición de Cuentas de UNITAS destaca las capacidades creativas de organizaciones sociales que, junto a ONGS, buscan convertirse en actores autónomos del desarrollo desde sus propias visiones y necesidades. En este marco, muchas instituciones consolidaron alianzas inter-institucionales con actores Estatales (a nivel nacional, departamental y local) basadas en una relación de complementariedad (políticas públicas) y muy poco contractual de financiamiento.

Del 100 % de las acciones de la red, bajo convenios o alianzas, un 22% de las asociadas trabaja con actores estatales, sean nacionales, departamentales o locales. El 15 % con la comunidad internacional, agencias de cooperación y otras ONGI. El 4% con el sector privado y el 59 % con organizaciones de la sociedad civil.

Según el reporte, el acceso a fondos públicos ha disminuido signicativamente en la gestión 2017 y representa el 1%, en relación al año pasado (12%).

Un dato positivo es que la generación de fondos propios representa más del 22%, y proviene de aportes de socios, venta de productos y servicios, rendimientos financieros y donaciones, entre otros.

“El sentido de hacer este ejercicio anual no solo es mostrar datos financieros, recursos invertidos o cobertura poblacional, sino promover la efectividad de la Sociedad Civil como verdaderos actores del desarrollo, en diálogo político con las instituciones públicas, con actores de la cooperación internacional y con las distintas organizaciones sociales -sean de mujeres, indígenas, sindicales u otras-” apuntó la Directora Ejecutiva de UNITAS, Susana Eróstegui.

Para la directora de la red, que cuenta con más de 40 años de trabajo, las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) están reflexionando sobre la importancia de fortalecer la legitimidad y el rol que juegan en el país.

Es en este en ese marco, que el ejercicio de rendición de cuentas permite que las instituciones sin fines de lucro incorporen prácticas que ayudan a recoger y difundir información de manera más sistemática, y unificar criterios para alimentar el Sistema de Información para la Transparencia y Rendición de Cuentas.

El sistema actúa como un mecanismo de autoregulación de las ONG en Bolivia y de reflexión sobre la efectividad institucional en función a los Principios de Estambul (derechos humanos y justicia social, equidad e igualdad de género y derechos de las mujeres y niñas, sostenibilidad ambiental, apropiación democrática y participación social, transparencia y rendición de cuentas, alianzas equitativas y solidarias, crear conocimiento y mutuo aprendizaje y compromiso con cambios positivos y sostenibles).

Aunque los recursos solidarios de la Cooperación Internacional en Bolivia han disminuido, según reporta el informe, las organizaciones sin fines de lucro afrontan la coyuntura demostrando en datos su capacidad de llegada en cobertura nacional con más beneficiarios y más actividades, lo que demuestra su aporte al desarrollo a través de la ejecución de proyectos participativos.

Un 71% de organizaciones con las cuales trabaja la red de asociadas a UNITAS corresponde a la interacción con indígenas y ayllus, la misma cifra con mujeres. El 67% con organizaciones campesinas, el 62% con grupos juveniles, el 57% con sindicatos y el 38% con organizaciones barriales, indica el informe.

“Esto demuestra el acompañamiento de las instituciones y la red UNITAS, a organizaciones sociales diversas y la solidez del vínculo logrado con ellas, durante décadas, en la búsqueda de alternativas y respuestas a sus necesidades y demandas, a las problemáticas identificadas o a las dificultades que atraviesan” señala Eróstegui.

Justamente el tema de la situación de los Derechos Humanos de las Mujeres ha sido elegido por la Asamblea de UNITAS para profundizar en su análisis. Se demanda voluntad política y efectividad de las políticas públicas para enfrentar las críticas situaciones que hoy viven las mujeres en el país.

Desde este año, el ejercicio de Rendición de Cuentas estará acompañado del análisis de temáticas específicas identificadas por la población como problemáticas urgentes de atender desde distintos ámbitos.