(591-2) 2420512 unitas@redunitas.org

“Recolonización en Bolivia – Neo-nacionalismo extractivista y resistencia comunitaria”, es el libro escrito por Gaya Makaran y Pabel López que se presenta desde el 17 al 21 de septiembre con una gira nacional que abarca Santa Cruz, Cochabamba, La Paz y El Alto donde los investigadores contrastan los discursos con las prácticas actuales del Estado en el país.

La Paz, 13 de septiembre (UNITAS).- ¿Logró Bolivia despojar al Estado de sus prácticas coloniales? ¿Se pudo cambiar el modelo de desarrollo? ¿Existe realmente un nuevo horizonte civilizatorio como señalan los discursos gubernamentales?, estas son algunas preguntas que quedan en el aire cuando se piensa en la Bolivia de la actualidad desde la investigación social.

De esta manera se presenta en el país “Recolonización en Bolivia – Neo-nacionalismo extractivista y resistencia comunitaria”, con una mini gira que inicia el 17 de septiembre en Santa Cruz de la Sierra a las 18.30 en la Universidad NUR, organizada por el Centro de Estudios Jurídicos e Investigación Social (CEJIS).

El libro fue realizado a cuatro manos –y dos cabezas- en un ejercicio de colaboración que pretende superar al collage incoherente con la expresión integra -desde la portada hasta las reflexiones finales- del pensar de los investigadores Gaya Makaran y Pabel López.

“El libro toca un trasfondo latente a la realidad boliviana en el sentido de que nos plantea que quizás no se logró girar la dirección del modelo productivo, al contrario, se profundizó aún más el modelo extractivista, en todo sentido, a costa del daño irreversible a la naturaleza y del despojo de poblaciones de sus territorios violando sus derechos”, explica Samu Mirtenbaum, parte del equipo de comunicación del CEJIS.

Mirtenbaum –parte del CEJIS, institución que trabaja hace 40 años en el resguardo y fortalecimiento de los Derechos Humanos (DDHH) de las poblaciones más vulnerables en el país- destaca la importancia de las temáticas que toca el libro, una de ellas es la lucha invisibilizada de los indígenas en defensa de los territorios, como es el caso del Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro-Secure (TIPNIS).

“Recolonización en Bolivia – Neo-nacionalismo extractivista y resistencia comunitaria”, ya fue presentado en México y en España, con “Bajo Tierra”, editorial con años de trayectoria publicando trabajos de pensadores latinoamericanos, en particular de libros con los cuales se identifiquen, documenten y promuevan luchas, resistencias y emancipación social.

El libro se co-editó y financió con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) de la cual Makaran es investigadora, la latinoamericanista se especializa en estudios sobre la relación entre el Estado y los pueblos indígenas.

Por otra parte, Pavel López investiga temáticas referidas a lo socio-territorial y a las experiencias de re-existencia comunitaria y a los procesos autonómicos indígenas en la región andino-amazónica.

Autores Gaya y Pabel

“Recolonización en Bolivia – Neo-nacionalismo extractivista y resistencia comunitaria” se divide en tres capítulos, el primero sobre la construcción histórica del Estado boliviano y su relación con los pueblos indígenas, el territorio, las ideas del desarrollo y la modernización. También reflexiona sobre el pensamiento nacionalista posrevolucionario, con el objetivo de resaltar su carácter colonial y obresivo, explica Makarán.

El segundo capítulo está dedicado al análisis de los gobiernos del Movimiento Al Socialismo (MAS), donde con base a  documentos, discursos, símbolos, políticas concretas los investigadores postulan el término de “recolonización multidimensional”, usado  de parte del gobierno de Evo Morales desde lo identitario, económico-territorial y desde la política en nombre de un proyecto neonacionalista e hiperextractivista.

“De esta manera indicamos que estos gobiernos presentan una antitesis de las luchas y reivindicaciones indígenas del periodo 2000-2005”, resalta López.

El tercer capítulo versa sobre la lucha de las comunidades del TIPNIS en el contexto más reciente de la anulación de la ley 180 del pasado 2017.

“Además de la información documental,  pretende mostrar en la práctica y con detalle las políticas de recolonización de parte del gobierno del MAS y por otra parte la resistencia cada vez más difícil pero firme de las comunidades”, relatan los investigadores.

Tanto Makarán como López señalan sobre un propósito explícito del libro, que es el retomar, aportar y relanzar un debate sobre el nacionalismo que aunque no es nuevo, si se presenta con algunas características particulares, renovadas y recargadas en la actualidad en el país.

“Viene de la mano de una voraz expansión capitalista y una arremetida extractivista contra los territorios, pueblos y la propia vida con formas recreadas de colonialismo interno”, destacan los investigadores.

La colaboración entre Makarán y López nació de varios factores, entre ellos la coincidencia en cuanto a la evaluación de la realidad boliviana desde un compromiso político compartido y un interés común en cuanto al tema a abordar.

Ante esta coyuntura, ¿Existen esperanzas para cambiar o para seguir luchando?

“Aunque el  futuro puede parecer sombrío para las luchas y horizontes indígenas, lo que debería parecer paradójico bajo un gobierno autodenominado “plurinacional”, “de movimientos sociales” o “pro indígena”, el libro deja un mensaje de esperanza”, indica Makarán.

Juntos buscan  la esperanza tanto entre las debilidades del mismo Estado boliviano y concretamente el gobierno de turno, pero sobre todo en las fortalezas de las luchas desde abajo.

“En las comunidades, en la gente que se organiza y protesta. La gente que se está uniendo desde lugares que parecían separados y desarticulados. Así en los escombros de las viejas luchas y organizaciones surgen nuevos brotes, formas nuevas y renovadas que por más pequeñas que parezcan siguen luchando por la vida, la dignidad, la tierra y el territorio. La historia no acaba, hay que seguir poniendo trabas a la reproducción de la dominación en Bolivia y en otras latitudes. Asimismo, en el libro queda sembrada una interrogante que provoca a pensar en que las alternativas, en un horizonte de mayor democratización, emacipación y descolonización, no necesariamente deben pasar por limitarse a imaginar otras formas societales en los marcos del Estado, sino ir más allá…”, finalizan.

MJF//