Noticias | Actividades | Voz Popular
Boletín Virtual
 

Informe de la Unasur sobre masacre de Pando es un duro golpe a la impunidad

25 de noviembre de 2008
Fuente: ABI

Santiago de Chile, 25 nov (ABI).- El informe sobre la masacre de Pando que este martes presentó la Comisión Especial a la presidenta temporal de la Unasur, la mandataria chilena Michelle Bachelet, demanda justicia, constituye un fuerte respaldo a la defensa de los derechos humanos y la democracia, y un duro golpe contra la impunidad.

La presidenta pro témpore de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur) recibió ese informe de manos del jurista argentino Rodolfo Mattarollo, luego que hace 40 días, el 15 de septiembre, conformara la Comisión Especial para investigar la masacre de al menos 18 personas en la región amazónica boliviana de Porvenir, Pando.

Tras la entrega del documento, que será socializado entre los presidentes de los 12 estados miembros de Unasur, el presidente de esa Comisión aseguró que el trabajo "contribuye a la consolidación del Estado de Derecho, no solo en Bolivia, sino en toda la región".

Sostuvo que los miembros de la Comisión Especial actuaron en la investigación de los luctuosos hechos "de acuerdo a nuestras convicciones intelectuales y morales" y aseguró que "se trata de una comisión que podríamos llamar Comisión de la Verdad, de establecimiento de hechos, no de un tribunal de justicia penal".

Según Mattarollo, los investigadores de Unasur asumieron su tarea como la Comisión Rettig, que en 1990 esclareció las graves violaciones a los derechos humanos ocurridas durante la dictadura del Gral. Augusto Pinochet.

En esta misma línea, la Presidencia de Chile destacó, mediante un comunicado oficial, que "el informe constituye una importante contribución de la Unasur al derecho, a la justicia y a la superación de la impunidad en la región".

La comisión especial fue creada por la Declaración de la Moneda, de 15 de septiembre pasado, para investigar los trágicos hechos acaecidos en Pando, donde al menos 18 personas resultaron muertas, decenas heridas y desaparecidas, presumiblemente a manos de sicarios vinculados al ex prefecto Leopoldo Fernández, preso en una cárcel de La Paz.

Luego de varias semanas de trabajo, que incluyó visitas al lugar de los hechos, testimonios y la opinión de peritos, la Comisión elaboró un informe que contiene conclusiones y recomendaciones que serán puestas en conocimiento de las Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno de la Unasur, reportó el Gobierno de Chile.

"Bachelet nos ha pedido para dar a conocer las recomendaciones, que antes los presidentes tomen conocimiento de este informe, y especialmente el presidente Evo Morales", subrayó Mattarollo

En declaraciones a los periodistas, el jurista argentino explicó que el mandato que la Comisión recibió el 15 de septiembre fue contundente: "revisar los hechos con imparcialidad, seriedad y haciendo recomendaciones para la lucha contra la impunidad, y hemos tratado de cumplirlo".

Mattarollo indicó que los integrantes de esta misión confían en que "las recomendaciones y conclusiones sirvan para consolidar el Estado de Derecho no solo en Bolivia, sino en toda la región, que ha seguido con tanto interés estos hechos dramáticos".

Por su parte, el ex canciller chileno Juan Gabriel Valdés, quien también formó parte de la misión, citado por Efe dijo que "a la luz de lo que conocemos, no cabe la menor duda de que fue muy acertada la decisión de los presidentes de Unasur de crear esta comisión para investigar directamente los hechos".

UNASUR - MASACRE

El pasado 20 de noviembre en Buenos Aires, Argentina, Mattarollo presentó un breve informe sobre la masacre en Pando del 11 de septiembre donde ratificó que la muerte de 18 campesinos y la desaparición de al menos otros 70 se trató de una masacre.

Sobre la comisión de esos delitos de lesa humanidad, la Comisión Especial pudo establecer que algunas "autoridades locales son judicialmente responsables y logró identificarlas".

Los hechos ocurrieron en las afueras de la localidad de Porvenir cuando indígenas que se manifestaban en defensa del gobierno de Evo Morales, fueron emboscados y asesinados a sangre fría por paramilitares y sicarios.

En ese informe también menciona al ex presidente del Senado boliviano, el opositor José Villavicencio, que se pasea ante la cámara a los gritos. "Si Evo quiere sangre, va a haber sangre", arengaba, mientras de fondo una turba corría a tiros a un grupo de indígenas.

A la reunión con la Jefa de Estado de Chile, y los miembros de la Comisión Especial de la Unasur, asistieron el ministro de Relaciones Exteriores, Alejandro Foxley; el secretario Pro Tempore Unasur, Ángel Flisfisch; y miembros de la comisión especial encabezados por el jurista Rodolfo Mattarollo.

Además de Mattarollo estuvieron Juan Gabriel Valdés y Luciano Fouillioux (Chile), Fermino Fechio (Brasil), Francisco Borja (Ecuador), Guido Toro (Perú), Carlos Pita (Uruguay), Freddy Gutiérrez (Venezuela), Fulvia Benavides (Colombia) y Nicolás Gutman, Eduardo Zuain y Ciro Annichiarico (Argentina).
Rq/Dgav ABI

Derechos Reservados 1998-2008. La propiedad intelectual del material periodístico que difunde la ABI corresponde a los redactores de este medio. Por lo tanto, se ruega respetar el crédito correspondiente.

 

INICIO :: QUIÉNES SOMOS :: CONTACTOS
Unión Nacional de Instituciones para el Trabajo de Acción Social. 2007. © Todos los derechos reservados
Calle Crespo # 2532 Teléfonos: (591) 2420512 - (591) 2417218 - (591) 2125811 Fax: (591) 2420457
E-mail: unitas@redunitas.org. Casilla: 8666 La Paz - Bolivia