Trabajadores en Aseo de Sucre en huelga y emergencia por falta de equipos de bioseguridad

Desde el pasado lunes, trabajadores de la Entidad Municipal de Aseo Urbano Sucre (EMAS) se encuentran en estado de emergencia y comenzaron una huelga de hambre por la falta de equipos de bioseguridad y otros necesarios para llevar adelante su trabajo.

Hasta ayer, el sector mantenía una huelga de hambre en instalaciones de la Central Obrera Departamental (COD). Un total de 12 trabajadores mantenían la medida como última acción antes de suspender el servicio de recojo de residuos en la capital.

El dirigente Ciriaco Coaquira informó que anoche se logró una reunión con representantes de la Alcaldía y del Concejo Municipal, con quienes se logró un acuerdo para la dotación de trajes de bioseguridad y un carro hospitalario para el recojo de residuos infecciosos.

“Tanto el municipio y los concejales han dado el visto bueno, se ha firmado una acta de convenio y vamos a cumplir. Nosotros estamos en estado de emergencia hasta que veamos esa acta firmada por la alcaldesa”, informó Coaquira a la red UNITAS.

Los trabajadores aducen, por otro lado, que la Alcaldía tiene una deuda de anteriores gestiones que demandan, también, sea cancelada.

Coaquira precisó que en esta jornada se determinará levantar la huelga de hambre luego de que el convenio sea firmado por la alcaldesa Rosario López.

Desde el comienzo de la cuarentena, en marzo pasado, la Federación Nacional de Trabajadores en Aseo de Bolivia demanda a diferentes autoridades locales, departamentales y nacionales la dotación de equipos de bioseguridad y atención a otras demandas del sector para que puedan desenvolver su trabajo de manera segura y con las garantías de salubridad necesarias, al estar expuestos en la primera línea de trabajo a través del recojo de residuos sólidos en medio de la pandemia de la Covid-19.

Texto: Rodolfo Huallpa. Foto: Correo del Sur.